salon-automovil-asturias-autogas-glp-gasmocion

El Salón del Automóvil de Asturias ha cumplido las expectativas de las marcas y ayer cerró sus puertas con un “muy buen movimiento comercial”. “Todos los concesionarios nos han trasladado su satisfacción. Han trabajado muy bien”, comentó Heriberto Menéndez, responsable de Ferias de la Cámara de Comercio de Avilés.

A última hora de la tarde, pocos minutos antes de clausurarse el salón, aún había rezagados intentando cerrar acuerdos de venta de coches. En el pabellón de La Magdalena se dieron cita una veintena de marcas del sector automovilístico con vehículos nuevos, seminuevos y de kilómetro cero.

Pero no solo las ventas fueron fructíferas, también la asistencia a las actividades programadas, como la concentración de coches clásicos o el encuentro de coleccionistas. “Ha salido todo rodado y no se ha producido incidente alguno”, reconoció Menéndez. Por el Salón del Automóvil pasaron, en dos días, unas 9.000 personas, cifras similares a las de años anteriores.

Una de las novedades de este año fue la presencia de coches más ecológicos, que ya no son una cosa del futuro. La investigación en energías alternativas permite que ya se encuentren en el mercado automóviles impulsados por biodiésel, gas licuado del petróleo o electricidad y a precios similares a los de combustibles tradicionales. En el Salón del Automóvil de Asturias se pudieron ver algunos de esos avances. “Esto ya es algo para hoy, no para el futuro. En el mundo, por ejemplo, ya hay 25 millones de vehículo con autogás. En España es cierto que vamos más despacio porque las diferentes normativas no permitiría utilizar ese tipo de combustible a un usuario normal. Ahora eso ha cambiado y el gas licuado (GLP) ya está en las estaciones de servicio y la venta de vehículos empieza a despegar. Además, ya se pueden encontrar en los concesionarios más modelos con GLP”, explicó Julio César Carballada, miembro de Repsol.

Carballada explicó que ese tipo de coches son bifuel, ya que llevan el sistema original de gasolina y se añade un equipo autogás. “Es más barato y menos contaminante. Reduce un 30 por ciento las emisiones de CO2, un 70 por ciento las de óxido de nitrógeno y hasta un 99 por ciento las partículas sólidas”, explicó. El ahorro para el bolsillo puede ser de entre un 20 y un 40 por ciento, según Carballada.

Fuente: lne.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn