El Plan PIVE sigue influyendo sobre los precios y sobre el esfuerzo promocional que los compradores se encuentran en los concesionarios de nuestro país. Según datos de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO), el precio medio efectivo (lo que paga el cliente finalmente) de los coches vendidos en noviembre cayó un 4,6% respecto al mismos periodo del ejercicio anterior, y se situó en los 20.290 euros.

“Tal y como está evolucionando, el Plan PIVE tiene fecha de caducidad, ya que estimamos que en enero se acabará, por lo que tanto marcas como concesionarios estamos dando el último “empujón” para que las familias se beneficien de un momento inmejorable para cambiar de de coche”, ha afirmado el presidente de FACONAUTO, Jaume Roura.

Esta caída en los precios finales coincide con un significativo incremento de las promociones, que el mes pasado se situó en los 3.830 euros, un 36% más que en noviembre de hace un año.

Este esfuerzo se ha “disparado” en los dos últimos meses, coincidiendo en el tiempo con la puesta en marcha del PIVE. Así lo demuestra el hecho de que la media acumulada en lo que va de ejercicio estuviera hasta ahora en los 3.390 euros.

El esfuerzo promocional total en noviembre hecho por marcas y concesionarios fue de 173 millones de euros, un 9,2% más, según los mismos datos de MSI.

Por su parte, el precio medio de venta al público (PVP) se situó en los 24.120 euros, idéntica cifra que hace un año.

Fuente: faconauto.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn