El precio del gasóleo ha encadenado esta semana su cuarta subida consecutiva, tras encarecerse un 0,46%, situándose en 1,094 euros y repuntando a sus niveles máximos desde el pasado mes de mayo, según datos recogidos por Europa Press a partir del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

Así, los precios de los carburantes han proseguido esta semana con su comportamiento dispar y, si el precio medio del litro de gasóleo ha vuelto a subir, la gasolina ha mantenido su tendencia a la baja, por segunda semana consecutiva.

Este comportamiento desigual en el precio de ambos combustibles se debe a las distintas cotizaciones en los mercados de la gasolina y del gasóleo, en el que influyen distintas variables como la oferta o la demanda y que no van ligados solamente al precio del Brent, según explicaron a Europa Press en fuentes del sector.

En concreto, el precio medio del litro de la gasolina se situó esta semana en los 1,211 euros, frente a los 1,214 euros que costaba la semana anterior, tras abaratarse un 0,24%.

Con respecto a principios de año, el precio de la gasolina es un 2,1% más barato en la actualidad, mientras que en el caso del gasóleo es casi un 3% inferior.

Con los actuales precios, llenar un depósito de 55 litros supone para el consumidor un coste de 66,6 euros si opta por la gasolina súper de 95 octanos y de 60,17 euros si elige el gasóleo.

Estos precios de los carburantes se producen en un entorno al alza en el precios del crudo, que ha llevado esta semana a tocar los 60 dólares. Así, el barril de Brent, de referencia en Europa, cotiza este jueves a 58,39 dólares, mientras que el Texas americano se cambia a 52,72 dólares.

PRECIOS EN LA UE.

La gasolina es más barata en España que en la media de la UE y la zona euro, donde el precio de venta al público del litro de combustible Euro-Super 95 se sitúa en 1,352 euros y en 1,395 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta 1,212 euros de media en la UE y 1,206 en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal en general que la media comunitaria.

Fuente: expansion.com

 

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn