En abril de 2018 el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, el tercer productor más importante de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Esto provocó que el precio del barril de Brent alcanzara máximos de tres años.

En 2019 nos encontramos registrando de nuevo máximos: el precio de la gasolina se ha encarecido un 12 %, y el del gasóleo un 7 % en lo que llevamos de año.

Subidas desde principio de año

En estos momentos, el precio del barril de Brent -el de referencia en Europa- alcanza los 64 dólares; en abril rozó los 73, llegando al máximo anual en lo que llevamos de año.

Según datos del último Boletín Petrolero de la Unión Europea, el coste del gasóleo en España se sitúa en 1,21 euros mientras que el de gasolina en 1,32 euros. Esto significa que llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta alrededor de 73 euros, 7,8 euros más que a principio de año.

En el caso de un depósito de gasóleo la cifra asciende a 66,5 euros; 4,5 euros más que en enero.

El máximo anual se produjo a comienzos del mes de mayo, cuando el precio de la gasolina y el gasóleo alcanzó 1,437 y 1,258 euros, respectivamente, de acuerdo con datos recogidos por RTVE.

No obstante, si echamos un vistazo al mapa europeo de precios del diésel, España se sitúa por debajo de la media: 1,21 euros frente a los casi 1,50 de Suecia o Italia. En el caso de la gasolina de 95 octanos el precio medio en España es de 1,33 frente a los 1,68 euros en los Países Bajos.

Y es que España sigue contando con una menor presión fiscal que la media comunitaria.

Fuente: motorpasion.com