En concreto, el litro de gasolina se sitúa en 1,427 euros. El dato corresponde al precio marcado en los surtidores este lunes, un día después de la finalización del puente de mayo, para el que la Dirección General de Tráfico (DGT) había previsto 5,5 millones de desplazamientos por carretera.

La gasolina cuesta en la actualidad un 1,4% más que a comienzos de año y un 2,2% más que en la misma semana del año pasado, cuando el precio de este combustible se situaba por debajo del umbral de los 1,4 euros.

En cuanto al gasóleo, su precio ha registrado un leve descenso en la última semana, del 0,07%, o de apenas 0,1 céntimos por litro, hasta 1,326 euros. Este combustible cuesta ahora un 2,2% menos que en enero, pero un 1,6% más que en la misma semana del año pasado.

En el escenario actual, llenar un vehículo de gasolina con un depósito medio de 55 litros de capacidad cuesta 78,4 euros, el mismo precio que hace una semana, frente a los 72,9 euros que requiere el llenado del depósito de un vehículo de gasóleo, 10 céntimos más.

La estabilización en los precios de los combustibles se da a conocer en un momento en el que el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, también se mantiene, en 107 dólares el barril, mientras que el Texas ‘sweet light’ se encarece en apenas un dólar, hasta 99 dólares.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya ha advertido de que las subidas en las cotizaciones internacionales se trasladan con velocidad a los surtidores, mientras que las bajadas tardan en apreciarse. A este fenómeno se lo conoce como ‘efecto pluma’.

Precios en Europa

Los carburantes siguen costando en España menos que en la media de la UE, donde el precio de venta al público del litro de gasolina asciende a 1,554 euros y a 1,588 euros en la zona euro. Por su parte, el precio del litro de gasóleo asciende a 1,413 euros de media en la UE de los 28 y a 1,391 euros en la zona euro.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos autonómicos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal. La CNMC indica que España continúa en los puestos de precios antes de impuestos de los carburantes más altos de la UE, por encima de los seis países de referencia del continente y de la medida tanto de la zona euro como del conjunto de la UE.

El precio y las cotizaciones

Por otro lado, la CNMC ha constatado que los precios de los carburantes de automoción tardan en recoger las bajadas que se producen en las cotizaciones internacionales y que estos descensos no se trasladan del todo al precio final. “El patrón indica que las subidas de las cotizaciones se trasladan a los PVP (Precio de Venta al Público) de igual forma a la de otros países de la UE 6, pero, en cambio, las bajadas de las cotizaciones se están retrasando y no se trasladan completamente al PVP”, afirma el regulador en su último informe mensual de supervisión, correspondiente a marzo.

En el mismo informe, el organismo presidido por José María Marín Quemada indica que el margen bruto de distribución aumentó en marzo un 0,5% en el caso de la gasolina con respecto al mes anterior y un 1% en el del gasóleo. “Se han apreciado de nuevo incrementos de margen en un contexto de caída en los mercados internacionales y en los precios finales”, señala, antes de advertir de que España continúa en los puestos de precios antes de impuestos de los carburantes más altos de la UE, por encima de todos los países de referencia y de la media de la zona euro y de la UE de 28.

“Los márgenes brutos de distribución de los carburantes son cada vez mayores en España en comparación con los de la UE6”. Desde abril de 2012, han aumentado un 6,6%, de 15 a 17 céntimos por litro, mientras que “en el resto de la UE la evolución de los márgenes brutos se mantiene”. Por tanto, continúa la CNMC, “se produce una divergencia” que resulta “especialmente llamativa con relación a Francia”.

Bajos precios promedio

En su informe, la CNMC indica que el PVP promedio del gasóleo en la Península y Baleares disminuyó un 1,1% en marzo con respecto al mes anterior, hasta 1,334 euros el litro, lo que supone su nivel más bajo desde junio de 2012. Mientras, el precio promedio de la gasolina 95 se mantuvo en 1,405 euros el litro.

En el mismo periodo, la cotización internacional de referencia para la gasolina registró abararamientos del 0,4% con respecto al valor del mes anterior, mientras que en el caso del gasóleo la disminución fue del 2,5%.

BP continúa marcando los precios más bajos con respecto a los dos operadores principales, Cepsa y Repsol, que siguen alineados, señala la CNMC. No obstante, esta diferencia se ha reducido en el último mes porque Cepsa y Repsol han reducido sus precios más que BP.

Fuente: expansion.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn