El Plan PIVE de incentivo a la compra de automóviles a cambio de achatarrar uno antiguo ha registrado 19.000 solicitudes desde su entrada en vigor el 1 de octubre hasta el 7 de noviembre, según informaron fuentes del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) a Europa Press.

Dichas fuentes señalaron que de seguir a este ritmo de peticiones, la dotación presupuestaria asignada a este programa, que se sitúa en 75 millones de euros, se agotará a mediados del próximo mes de enero de 2013, con 75.000 unidades subvencionadas.

El PIVE (Plan de Incentivos al Vehículo Eficiente) fue aprobado el pasado 27 de septiembre en Consejo de Ministros y entró en vigor el 1 de octubre. Esta medida supone una ayuda total de 2.000 euros a la compra de un automóvil, 1.000 euros aportados por el Gobierno y los 1.000 euros restantes por las marcas de vehículos.

Estos 2.000 euros se destinan a la subvención de la compra de un automóvil catalogado por el IDAE con las etiquetas A ó B de eficiencia energética (con emisiones de dióxido de carbono de menos de 160 gramos por kilómetro) y con un precio máximo de 25.000 euros antes de IVA.

Los vehículos eléctricos, híbridos o híbridos enchufables o que usen combustible alternativo también se pueden acoger a esta ayuda y, en el caso de los eléctricos, híbridos enchufables y de autonomía extendida, no existe tope de precio máximo.

Los conductores que deseen tener acceso a este incentivo, en vigor hasta marzo de 2013 o hasta la extinción del presupuesto, deberán achatarrar un turismo con una antigüedad superior a doce años o vehículo comercial ligero con más de diez años de antigüedad.

Fuente: finanzas.com
Fuente (img): quecocheelectrico.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn