La reedición del Plan Pive ha ayudado a reanimar las ventas de coches en marzo, mes en el que se compraron 72.677 unidades, lo que supone mantener las ventas del mismo período de 2012 tras corregir la diferencia de días hábiles, debido a la festividad Semana Santa, que el pasado año se celebró en abril, por eso la cifra supone un descenso del 13,9%.

Según las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), en los tres primeros meses del año, las ventas de turismos y todoterrenos se situaron en 180.724 unidades, lo que se traduce en una reducción del 11,5% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.

La asociación Anfac asegura que el nuevo PIVE 2 (incentivos para la compra de automóviles) «está amortiguando la caída del mercado». Hasta la fecha, concreta, el programa registra más de 35.000 reservas, aunque su impacto se limita al sector de particulares.

En el resto, caen con fuerza las matriculaciones de las empresas, lastradas por el difícil entorno económico, mientras las alquiladoras reducen sus compras un 5%, pese al adelanto de la celebración de la Semana Santa.

Con el resultado de marzo y el pobre balance de febrero, el primer trimestre del año cierra con 180.725 turismos matriculados, un 11,5% menos que en las mismas fechas del año pasado, aunque esta cifra no tiene en cuenta la diferencia de días hábiles.

Fuente: eladelantado.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn