El Plan PIMA Aire de incentivos a la compra de vehículos comerciales, turismos y de motocicletas, ciclomotores y bicicletas eléctricas ha agotado los 38 millones de euros a que ascendía su presupuesto, según han informado a Europa Press en fuentes del sector.

Este programa ha permitido la reactivación del mercado de vehículos comerciales ligeros, que en octubre acumulaban siete meses consecutivos de crecimiento, y ha actuado durante poco más de un mes como alternativa al PIVE, al ofrecer los mismos incentivos para la compra de turismos. Además, subvencionaba motocicletas, ciclomotores y bicicletas eléctricas.

El Consejo de Ministros aprobó en febrero pasado el Plan PIMA Aire original, concebido como un plan de ayudas a la adquisición de vehículos comerciales por parte de pymes y autónomos, e impulsado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

A principios de agosto, el Gobierno introdujo una primera modificación en este plan, para incluir también a los turismos, con un precio máximo de 30.000 euros, si bien los beneficiarios siguieron siendo exclusivamente autónomos, pymes y empresas.

El pasado 25 de octubre y coincidiendo con la aprobación del Plan PIVE 4, el Ejecutivo dio ‘luz verde’ al PIMA Aire 2, que extendió las ayudas a la adquisición de motocicletas, ciclomotores y bicicletas eléctricas, y que, al mismo tiempo, se abrió a los clientes particulares.

El Plan PIMA Aire consistía en un incentivo de 2.000 euros para la compra de vehículos de hasta 2.500 kilos (mil aportados por Medio Ambiente y otros mil por las marcas) y de 4.000 euros para los de más de 2.500 kilos (2.000 del Ministerio y 2.000 de las marcas), a cambio de entregar para el achatarramiento vehículos de hasta 3.500 kilos con una antigüedad mínima de siete años.

Fuente: faconauto.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn