El Plan de Impulso a la Movilidad con Vehículos de Energías Alternativas (Plan Movea) repartió 9,25 millones de euros en 2017 en ayudas para la adquisición de vehículos de energías alternativas, de los que 202.196 euros se utilizaron para la instalación de puntos de recarga, según informó hoy el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

El perfil del beneficiario medio de las ayudas fue el de un particular que adquirió un turismo eléctrico nuevo. Comunidad de Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana lideraron las compras gracias a la iniciativa.

La mayoría de los vehículos adquiridos a través del programa fueron los impulsados a través de energía eléctrica (67%); los que funcionaron con gases licuados del petróleo (GLP) representaron un 21% y los de gas natural un 12%.

El 96% de las reservas correspondieron a vehículos nuevos y el resto a vehículos usados con menos de nueve meses de antigüedad. La vida media de los automóviles a achatarrar fue de 16,5 años.

Por comunidades autónomas, la Comunidad de Madrid fue la que más solicitudes validadas obtuvo con 1.093, por delante de Cataluña, con 590, y la Comunidad Valenciana, con 171. Tras ellas se colocaron Andalucía (97), Castilla y León (72), País Vasco y Canarias (68) y Galicia (66).

PARTICULARES

Por la naturaleza jurídica de los beneficiarios, fueron mayoritarias las peticiones de particulares (1.349), seguidas de empresas con 895. En total, el programa recibió 4.352 solicitudes, de las que 4.166 se dirigieron a vehículos y 186 a puntos de recarga. De las 4.166 peticiones de ayuda para vehículos, 2.444 fueron validadas y 870 rechazadas por incumplir las bases del programa bien por condiciones o por plazo.

Los concesionarios, por su parte ,anularon otras 331 solicitudes. También se procedió a la anulación de 521 solicitudes en lista de espera que no llegaron a activarse bien por falta de fondos, o bien por solicitud del punto de venta. Para puntos de recarga se validaron 26 solicitudes.

En cifras globales, tanto para coches como para puntos de recarga las reservas admitidas del plan fueron 3.441 por un importe de 13.385.330 euros. Se validaron 2.470 expedientes (72,4% de los evaluados) y se rechazaron 941, cuyo importe ascendía a 4.128.684 euros, por incumplir las bases del programa. De ahí que no se hayan cubierto los 14,2 millones con los que salía la convocatoria.

Fuente: eleconomista.es