Gran renovación la sufrida por el Opel Meriva especialmente en sus propulsores, gracias en buena parte a los motores de nueva generación como el 1’6 litros CDTI, capaces de reducir un 10% el consumo de combustible respecto al de su antecesor.

Su aspecto exterior sufre la modificación más reseñable en los focos delanteros, ahora más alargados verticalmente que en la segunda generación, la de 2010. Además, se han cromado tanto la parrilla delantera como otros elementos menos notorios de la carrocería, y por otro lado se han montado por primera vez en el modelo luces LED.

El Meriva 2014, fabricado en Figueruelas, monta la nueva generación de motorizaciones diésel de Opel, el 1.6 CDTI que acaba de realizar su debut en el Zafira Tourer. Dicho propulsor es el más silencioso de su clase y estará disponible por ahora en la versión de 136 CV/100 kW, y es capaz de entregar un par máximo de 320 Nm.

Si hablamos de consumo, este pequeño monovolumen  sigue la estela actual de las marcas de coches y ha ganado en eficiencia respecto a versiones pasadas, exactamente un 10% respecto a la anterior. De esta forma, consume sólo 4,4 litros a los 100 km y emite 116 gr de CO2 por kilómetro.

Por otra parte, también se ofertan una versión GLP 1.4 litros (120 CV/88 kW Turbo) y los motores de gasolina de 1.4 litros (100 CV/74 kW, 120 CV/88 kW Turbo y 140 CV/103 kW Turbo) con una caja de cambios revisada automática de seis velocidades de bajo rozamiento. Al igual que con las cajas de cambios manuales de cinco y seis velocidades, estás han sido sustancialmente mejoradas y ofrecen una mayor precisión de cambio, con un funcionamiento más suave y el mínimo esfuerzo.

Fuente: motor.excite.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn