En una década los europeos se ven conduciendo un coche como medio de transporte principal, pero eso sí, radicalmente distinto. Con motor híbrido, dejando atrás los motores tradicionales de diesel o la gasolina y muy por delante del eléctrico, de marca de confianza, con innovaciones que no encarezcan el vehículo, de fácil mantenimiento y de precio moderado.

Esas son las coordenadas que mandan los usuarios europeos de varios países, entre ellos España, a los fabricantes de vehículos, recogidas en el Observatorio Cetelem BNP Paribas.El actual escenario económico está cambiando a una velocidad vertiginosa los hábitos y tendencias de compra de los europeos y españoles, afectando a todos los sectores del consumo. La industria del automóvil no se escapa a esta realidad, viéndose en la obligación de reinventarse y adaptarse a los nuevos tiempos y las nuevas demandas de los ciudadanos continentales. Así, el consumo en el sector auto cambiará radicalmente de aquí a diez años, tal y como reflejan las conclusiones del Observatorio Cetelem Auto 2014, el estudio sectorial del mundo del motor que elabora anualmente Cetelem España Grupo BNP Paribas. Aspectos como la innovación o la preocupación por el medio ambiente auguran un incremento notable de los coches híbridos y eléctricos, al tiempo que irrumpen nuevos usos del automóvil, como el alquiler por horas o el coche compartido.

Aspectos predominantes a la hora de comprar un coche

La importancia de los costes para los consumidores se refleja en los criterios de elección de su vehículo actual. Los europeos están más atentos a su cartera que a la contaminación: el consumo de combustible fue un factor decisivo en casi nueve de cada diez (87%). En el caso de España, donde la crisis económica ha tenido un mayor impacto que en otros países, se nota especialmente la sensibilidad de sus ciudadanos a los costes, ya que un 92% los han tenido en cuenta en la compra actual frente al 47% que prestó atención a que fuera poco contaminante.En el futuro los europeos seguirán vigilando los costes, pero también aumentará su preocupación por el medio ambiente; así lo refleja un 73% en el caso de la media europea y un 71% en el caso de los españoles.

Nuevas sensibilidades de los consumidores

Un 59% de los europeos, de ellos un 62% mujeres, piensa que el coche es la principal causa de la contaminación. Los españoles (76%) y los italianos (67%) tienen una percepción más acentuada de la responsabilidad de los automóviles en la contaminación. Por el contrario, los consumidores alemanes (46%) y turcos (51%) emiten un juicio menos obvio sobre esta cuestión. No obstante, uno de cada dos europeos confía y cree que el problema relacionado con la contaminación de automóviles va a encontrar una solución tecnológica en la próxima década

El coche híbrido y eléctrico, protagonistas en diez años

Según la opinión de los consumidores europeos de aquí a diez años, la mayoría de los coches funcionarán con energía híbrida (36%), seguido por los coches eléctricos (13%) y los biocombustibles (10%). Los vehículos de gasolina y diésel habrán prácticamente desaparecido de la circulación. En el caso de España, esta percepción aumenta, ya que un 47% de los encuestados apuesta por este dominio de los coches híbridos. Esta opinión generalizada por el coche se subraya con la declaración de un 39% de los españoles de que el próximo coche que se comprará será uno con motor híbrido, frente a la media del 25% de los vecinos europeos que afirma este mismo tipo de compra.

Irrupción de nuevos usos: el coche alquilado y compartido

Durante la próxima década, tres cuartas partes de los europeos creen que estas nuevas soluciones de movilidad de “compartir coche” y “alquiler del coche por horas” se desarrollarán. El paquete de la movilidad es un poco menos acogido, con un promedio del 66% de los consumidores europeos que piensan que esta solución puede desarrollarse. Los españoles apuestan más, por el alquiler de coche por horas: un 78% frente al 73% de la media europea.En cuanto a la opción del uso compartido del coche, un 20% de los europeos, un 21% en el caso de los españoles, declaró haberlo compartido en el último año. Los portugueses y los turcos aparecen como pioneros en compartir coche, seguidos por los franceses y los españoles, en cuanto a los consumidores del Reino Unido e Italia parecen estar menos dispuestos a este modelo de compartir vehículos. Los jóvenes representan una parte significativa del público que practica el uso compartido del coche. En España el 29% de los jóvenes entre 18 y 24 años ha compartido coche en el último año. La revolución que está experimentando este sector estratégico para las economías europeas queda reflejada en los resultados de este informe, realizado a partir de 4.830 encuestas en 8 países de Europa (Alemania, Francia, Italia, Portugal, España, Bélgica, Reino Unido y Turquía), con unas muestras representativas de al menos 600 personas por país (los análisis y previsiones se realizaron en colaboración con la consultora BIPE).

Fuente: malagahoy.es
Fuente (img): autofacil.es
Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn