El consumo de combustibles de automoción aumentó un 2,2 % en enero respecto al mismo mes de 2018 hasta los 2,2 millones de toneladas, y superó con ello el consumo registrado en el primer mes del año de los últimos nueve años, según los datos la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

En concreto, el consumo de gasolinas aumentó en enero un 6,3 %, mientras que el de gasóleos lo hizo el 1,4 %.

Por otro lado, en enero también creció el consumo de todos los grupos de productos petrolíferos, con una subida del 37,1% en GLP (gas licuado de petróleo); un 6,3 % en gasolinas; un 6 % en gasóleos; un 6,2 % en querosenos, que tras el ligero descenso del mes pasado volvieron a subir, y un 13,6 % en fuelóleos.

Este nuevo incremento de enero se produce después de que el consumo de carburantes de automoción creciese en el conjunto de 2018 un 2,4 % respecto al año anterior (28,6 millones de toneladas), encadenando así su quinto año consecutivo al alza, con un aumento en el uso de la gasolina del 4,9 % y del 1,9 % en el del gasóleo.

En cuanto al consumo de gas natural, tras siete meses de descensos, aumentó en enero un 16,6 % respecto al mismo mes del año anterior situándose en 40.910 GWh, máximo desde febrero 2008.

En enero aumentaron todos los tipos de consumo, con un alza del gas natural destinado a generación eléctrica del 32,4 %, del 17,3 % en el GNL de consumo directo y del 13,8 % en el convencional, que alcanzó 32.992 GWh y superó el anterior máximo para este tipo de consumo (30.255 GWh en febrero 2012) desde que se dispone de datos (2004).

Fuente: investing.com