El consumo de AutoGas se ha incrementado en un 30% en 2013. El dato supone un aumento de ocho puntos porcentuales con respecto al crecimiento que el mercado registró en 2012 y demuestra que cada vez son más los conductores dispuestos a cambiar el combustible tradicional por otro alternativo, más barato y limpio.

El AutoGas tiene muchas ventajas. Para empezar, cuesta menos que la gasolina y el gasóleo (los expertos aseguran que el ahorro anual puede ser del 40%). Y, por sus bajas emisiones de óxidos y partículas es especialmente respetuoso con el medio ambiente, lo que le permite entrar en todos los planes y subvenciones del Gobierno.

Ahora bien, comprar un coche nuevo que se ‘alimente’ de gasolina y AutoGas no es la única forma de disfrutar de sus beneficios. Cualquier vehículo ya en circulación puede ser transformado, eso sí, sólo en talleres reconocidos y formados para hacerlo.

En cuanto a los puntos de repostaje, también son cada vez más numerosos. Repsol tiene 217 estaciones de servicio repartidas por toda España donde ya se puede conseguir AutoGas y tiene un compromiso de abrir otras 100 hasta 2015.

El incremento del 30% en el consumo de AutoGas ha estado acompañado de un aumento del número de puntos de repostaje y también de los fabricantes que se embarcan en este mercado emergente, que, en Europa, cuenta ya con 10 millones de vehículos. Es el caso de Opel, Suzuki y Fiat.

Fuente: autobild.es
Fuente (img): mallorca-autogas.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn