El ayuntamiento de Inca comprará nuevos vehículos de autogas o bien transformará algunos de los coches de la flota municipal para adaptarlos a este combustible con el fin de impulsar el uso del autogas en la ciudad.

Es uno de los compromisos adquiridos por la institución municipal en el convenio de colaboración firmado ayer entre la entidad local y la empresa Repsol que tiene el objetivo de promocionar el uso del autogas, el combustible alternativo más utilizado en el mundo, con más de 21 millones de usuarios, según explicaron ayer los responsables territoriales de la empresa en Balears durante el encuentro con las autoridades municipales de Inca.

El ayuntamiento ´inquer´ ya dispone de quince vehículos que funcionan con gas. Sin embargo, el convenio suscrito ayer entre el alcalde Rafael Torres y el director territorial de GLP de Repsol en Balears, Joaquín Garrote, compromete al Consistorio a comprar nuevos vehículos de autogas o bien transformar parte de la flota de la que ya es propietario. La intención es que el autogas vaya imponiéndose de forma progresiva en los vehículos que prestan servicios públicos en la localidad del Raiguer.

En este sentido, el convenio compromete a Repsol a realizar un estudio sobre la rentabilidad económica que resulta de la transformación de vehículos convencionales del parque municipal en vehículos de autogas. Además, el Consistorio también estudiará la posibilidad de ofrecer incentivos públicos al autogas mediante la implantación de rebajas en el impuesto de vehículos de tracción mecánica, ayudas que se sumarían a las del programa de incentivos a los vehículos eficientes que financian de forma conjunta el gobierno español y los fabricantes. Estas ayudas contemplan aportaciones directas de hasta 2.000 euros por vehículo. Durante el acto de ayer, se recordó que ayuntamientos mallorquines como Alcúdia o Marratxí ya aplican rebajas en el impuesto de circulación a los propietarios de vehículos que funcionan con este combustible alternativo al petróleo.

Según explicaron, el autogas ayuda a mejorar la calidad del aire debido a sus reducidas emisiones de partículas contaminantes. Además, ofrece un ahorro del veinte por ciento respecto a los combustibles convencionales.

Fuente: diariodemallorca.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn