El Pleno del Congreso ha aprobado este martes una iniciativa del PP para pedir al Gobierno que apruebe un Plan Nacional sobre la Automoción con gas natural y autogás que permita fomentar estas fuentes de energía como alternativa al petróleo, y en el que se cuente con las aportaciones de los agentes del sector y las comunidades autónomas.

Aunque en un primer momento se barajó la posibilidad de que ‘populares’ y socialistas pactaran un texto, finalmente el acuerdo no ha sido posible por lo que la iniciativa que ha sido sometida a votación ha sido la presentada originalmente por el grupo mayoritario con un añadido propuesto por CiU para tener en cuenta a las administraciones territoriales.

Así, la iniciativa ha logrado el respaldo del PP, CiU, PNV, Foro Asturias (FAC), Unión del Pueblo Navarro (UPN) y Coalición Canaria(CC), frente al rechazo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y la abstención de PSOE, UPyD, Bloque Nacionalista Galego (BNG), Amaiur, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Compromís-Equo, Nueva Canarias (NC) y Geroa Bai.

El ‘popular’ Miquel Ramis ha explicado que su iniciativa busca que el IDEA prepare un informe sobre las posibilidades técnicas y la viabilidad económica de la aplicación de la automoción con gas natural y autogas (GLP), a partir del cual preparar un Plan Nacional sobre la Automoción que permita “diversificar el mix energético nacional, aumentar la competitividad de la economía y avanzar en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Además, ha destacado, con este plan se podría reducir la dependencia energética de España, cuyo mix está basado en un 77% en las energías fósiles, el 75% de las cuales son importadas. Y ha recordado que también la UE trabaja en esta línea de apoyo y promoción de los combustibles alternativos.

No obstante, Ramis ha subrayado que cualquier plan debe garantizar que la energía que se obtenga sea suficiente, segura en el suministro y competitiva en su precio. Además, las líneas de trabajo prioritarias deberían ser la mejora del marco regulatorio (fiscalidad y plan PIVE para este tipo de vehículos), el desarrollo de puntos de suministro, la ampliación de la oferta de vehículos y una mayor promoción de esta opción de transporte.

“Les hablo desde el sentido común, desde una aproximación llana y sencilla: no se trata tanto de contraponer distintas fuentes energéticas, sino más bien de todo lo contrario, de que todas las fuentes sean perfectamente complementarias”, ha concluido el diputado balear.

Inmaculada Riera, de CiU, también comparte la propuesta del PP, que “abre la puerta a una alternativa ecológicamente responsable y económicamente sostenible” que permitiría “reducir la dependencia energética que tanto lastra a España y apostar por el ahorro y la eficiencia”. No obstante, cree que en cualquier plan estratégico debería contarse con las aportaciones tanto de los agentes del sector como de las administraciones competentes en materia de Industria, y así lo ha propuesto a través de una enmienda.

Por su parte, el portavoz socialista de Energía, José Segura, ha recordado que ya existe un Plan Nacional del Gas, por lo que el PSOE ha presentado una enmienda para “mejorar” la iniciativa y que se incluya no sólo a la movilidad terrestre, sino también a la marítima, la ferroviaria o el transporte por carretera, y que se acompañe de “una estrategia integral inteligente que tenga en cuenta experiencias positivas” que ya existen en el país.

Chesús Yuste, de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), ha avisado al PP de que no contará con el apoyo de su grupo si su único interés es “seguir estirando los hidrocarburos, independientemente de cómo”, y ha criticado que “se dé luz verde a prospecciones petrolíferas, se ponga alfombra roja a los promotores del fracking y ahora haya barra libre a los vehículos del gas natural”.

“Somos conscientes de la dependencia exterior de España en materia de petróleo, pero una cosa es eso y otra muy distinta es vendernos que la alternativa serán los vehículos con gas natural. Por ahí no pasamos. Los vehículos con gas emiten menos, pero cosa muy distinta es ponerles la etiqueta de vehículo ecológico y también hay que importarlos”, ha recordado.

Por eso, ha recomendado al Ejecutivo que, “si de verdad quiere reducir las emisiones, invierta en vehículos que no contaminen” como los eléctricos o los de hidrógeno. “El PP ha decidido apostar por el gas natural porque el lobby gasístico así se lo exigen”, ha zanjado.

De parecida opinión es el portavoz adjunto de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, quien ha criticado a los ‘populares’ por presentar una iniciativa para presentar un informe que el Gobierno puede encargar “cuando le dé la real gana” y además ha apuntado que el gas también se importa, por lo que no podrá dar mayor independencia energética a España.

“Nos llama poderosamente la atención que el PP se haya opuesto todas las veces que se ha propuesto regular como es debido técnicas como el fracking, que podrían hacer de España un país que produzca más gas. Una de dos: o se está pensando en aumentar las importaciones u obtener más gas con fracking pero sin regulación adecuada, que nos parece garrafal; o se trata de beneficiar a determinadas empresas casi monopolísticas en la práctica donde el PP están magníficamente representados”, ha añadido.

Fuente: autocasion.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn