La matriculación de vehículos nuevos de autogás –gas licuado de petróleo (GLP)– en Andalucía entre enero y agosto de este año se disparó respecto al año anterior, con un crecimiento un 629,6%, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) recopilados por la consultora MSI.

En los primeros ocho meses de 2018 se matricularon 912 vehículos nuevosmovidos por autogás, muy por delante de otros combustibles alternativos. Así, coches eléctricos puros se matricularon 205 y que usen gas natural comprimido (GNC), 130. El GLP o autogás lidera así los combustibles alternativos a la gasolina y el diésel en Andalucía. En nuestra comunidad hay 6.000 vehículos que circulan con autogás –nuevo y transformados–. En España hay 60.000 y en el mundo 25 millones, 15 de ellos en Europa. Además si se comparan esos datos con los de los años anteriores, el crecimiento del autogás es muy superior al de los eléctricos puros y de gas natural comprimido.

Málaga es la provincia que más destaca en el uso del autogás, con 404 vehículos nuevos matriculados de enero a agosto de 2018, casi diez veces más que en todo 2017, cuando se matricularon 41. Le sigue Sevilla, con 151; Almería, con 84; Granada, con 83; Cádiz, con 71; Jaén, con 55; Córdoba, con 50, y Huelva, con 14.

Esta mayor evolución de este combustible alternativo puede explicarse por varios factores que se tornan en ventajas.

Por un lado, está reconocido por la DGT como combustible ecológico, con la etiqueta ECO, lo que permite a los vehículos que lo usan quedar exentos de las restricciones de tráfico por episodios de contaminación –muy frecuentes en grandes capitales españolas– y también se beneficia de las bonificaciones en el impuesto de vehículos de tracción mecánica.

Un segundo factor es que al autogás es un combustible mucho más económico que la gasolina o el diésel, con reducciones del gasto en las estaciones de servicio del 40% en el primer caso, y de casi el 20% en el segundo, dependiendo del año del coche diésel.

La mayor cobertura de repostaje es un tercer factor ventajoso. En España ya existen casi 600 gasolineras que sirven también autogás –la gran mayoría, unas 400, abanderadas por Repsol–, y facilita circular por todo el país sin restricciones. De hecho, un tanque convencional de autogás, otorga una autonomía de unos 500 kilómetros, a la que hay que sumar la autonomía del tanque de gasolina –que usa para arrancar o si se agota el GLP–, otros 500 kilómetros más. En Andalucía hay 91 estaciones de servicios que sirven GLP, 63 de ellas son de Repsol. Sevilla con 22 es la provincia con mayor cobertura, seguida por Málaga (17), Cádiz (13), Granada (10), Almería (9), Jaén (8) y Córdoba y Huelva cierran con seis cada una.

La amplia oferta de vehículos de nueva fabricación se configura como una cuarta ventaja, con más de 40 modelos de diferentes marcas, entre las que están las que más coches venden en España. Son variantes de modelos que se venden para otros combustibles.

La quinta y no menos importante ventaja es que es posible transformar en vehículo ecológico cualquier coche de gasolina que cumpla con la norma Euro3, es decir matriculados a partir de 2001 puede ser transformado por un talles certificado por la Unión Certificadora del Automóvil.

La transformación no requiere una inversión excesivamente alta, respecto al valor de un coche nuevo. Ronda los 1.200 euros de media, pero su amortización es muy rápida, por el ahorro en combustible y por las ayudas que pueden obtenerse. Repsol, que es el mayor distribuidor de autogás en España, oferta 400 euros en combustibles para los conductores particulares que transformen su coche y 500 euros para los profesionales. El depósito de GLP habitualmente se instala en el hueco para la rueda de repuesto, con lo que no hay que cambiar muchos elementos del vehículo.

Una vez transformados, el propietario puede solicitar a la DGT la etiqueta ECO para su vehículo, con las mismas ventajas que uno de nueva fabricación.Según los datos del registro de talleres, en lo que va de año, en Andalucía se han transformado entre enero y agosto de este año 334 coches de gasolina, con lo que casi alcanza ya el total de transformados en 2017, que alcanzaron los 398.

Fuente: diariodesevilla.es