El autogas y el coche eléctrico se reivindican como elementos en la tarea de reducción de las emisiones contaminantes a la atmósfera en el transcurso de la cuarta edición del Salón Vehículo y Combustible Alternativos que se ha inaugurado hoy en Valladolid.

El gas licuado de petróleo (glp), conocido como autogas, y los incipientes coches eléctricos, como el Zoe y Twizy de Renault, y el Nissan Leaf, han protagonizado la apertura de este salón que se celebra en la Feria de Valladolid con la participación de medio centenar de expositores, empresas automovilísticas y suministradoras de combustible.

Un impulso en la comercialización del autogas es lo que preconiza la Asociación Española de Operadores de Gas Licuado de Petróleo (AOGLP), cuyo director general, José Luis Blanco, ha reconocido que haya que mejorar en el número de estaciones y postes de servicio que ofrecen a los conductores este combustible alternativo.

La previsión es que en 2015 haya algo más de mil puntos de suministro de autogas, con lo que se multiplicarán por ocho los existentes.

La pretensión, según José Luis Blanco, es que el autogas, con cierta implantación entre los taxistas, llegue a copar el 5 por ciento del mercado nacional en 2020.

En España, actualmente cerca de 10.000 vehículos utilizan el gas licuado, aunque el ritmo de crecimiento en las ventas es de unas 300 unidades al mes, y de los 7.000 taxis que se renuevan al año un 15 por ciento utilizan este combustible alternativo.

El autogas se diferencia de los combustibles alternativos por sus menores emisiones de CO2 y su nula emisión de hollín, y un ahorro medio de entre el 20 y el 50 por ciento en el gasto de carburante, por lo que cuenta con la máxima calificación de movilidad sostenible y eficiencia energética.

Sin embargo, el autogas no es de nueva implantación y en España lleva en el mercado desde hace más de veinte años, como ha reconocido el presidente de la AOGLP, quien ha atribuido a “razones fiscales y técnicas” ya solventadas su escasa implantación en el mercado.

En el transcurso del Salón el Ayuntamiento de Valladolid ha firmado un acuerdo para impulsar en la flota de vehículos municipales el autogas, combustible con el que ya funciona el coche oficial del alcalde, Javier León de la Riva, que ha sido adaptado con la colocación de un depósito en el maletero.

Antes de este acuerdo, la flota de transporte municipal de Valladolid y cuenta con 103 autobuses que funcionan con gas licuado de petróleo.

Fuente: finanzas.com
Fuente (img): larazon.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn