aire-madrid-calidad-contaminacion-gasmocion

Uno de los retos que debe afrontar Manuela Carmena tras asumir la alcaldía de Madrid es la mejora de la calidad del aire, como se ha reconocido en campaña desde Ahora de Madrid. ¿Cuál es la situación actual y qué medidas se pueden tomar para reducir el impacto medioambiental del tráfico?

“Tenemos un enfoque integral sobre el problema de la contaminación, sabiendo que su solución debe incluir medidas en muchos campos como la movilidad, el consumo y los hábitos de vida, las zonas verdes o la gestión de residuos urbanos”. Son palabras de Carmena, que incluye en su programa electoral una batería de medidas para enfrentarse a la contaminación provocada por el tráfico, uno de los mayores problemas estructurales que afectan a la capital, presente en la agenda de los candidatos a las elecciones municipales.

El programa de Ahora Madrid incluye un plan para reducir la contaminación atmosférica que contempla, entre otras medidas, la creación de un observatorio de la Calidad del Aire “que mejore la red de medidores y la información sobre calidad del aire y ponga en marcha las acciones necesarias para controlar los niveles de residuos”.

Además, contempla la limitación de la velocidad en la ciudad mediante la ampliación de las zonas con límite de 30 km/h y la reducción de velocidad en las grandes arterias de entrada a la ciudad, así como el estudio de medidas para favorecer un parque móvil menos contaminante, con especial atención a los vehículos de gran cilindrada y altas emisiones.

La Plataforma Madrid Respira ha elaborado un decálogo del escenario que se le presenta a la nueva alcaldesa: un retrato del parque automovilístico de la capital y de la calidad del aire, así como las actuaciones de los anteriores legisladores para hacer frente a este problema con tres ejes: la movilidad, el medioambiente y la salud.

1. ¿Qué se respira en Madrid?

En 2014, seis de las 24 estaciones de medición que existen en Madrid rebasaron el límite anual permitido por la Unión Europea. En la capital, el dióxido de nitrógeno (NOx) es el contaminante que rebasa con mayor frecuencia el límite legal establecido, desde 2010, por la Unión Europa. Una de las principales causas es el uso del gasóleo.

2. ¿Cómo es el parque automovilístico en Madrid?

En la Comunidad de Madrid había 3.286.065 vehículos censados a septiembre de 2014, según los datos disponibles de la Dirección General de Tráfico (DGT). De esa cifra, 1.442.826 tienen su lugar de residencia en la capital. Sólo el 53% de los kilómetros por vehículo recorridos por Madrid corresponden a propietarios empadronados en el municipio.

En esta radiografía hay un claro ganador: el turismo, ya que el 84% de los vehículos que circulan por las calles son de este tipo. El 6% son motos y ciclomotores, el mismo porcentaje que otros vehículos ligeros, un 3% son autobuses, autocares y un 1% vehículos pesados.

En cuanto a la edad media, hay una notable diferencia entre los de gasóleo y gasolina. La de los primeros es de 4,7 años y la de los segundos es de 7,5 años.

3. ¿Qué tipo de combustible utilizan?

El 66% se mueven por gasóleo y el 32% lo hacen con gasolina. Solo el 2% del parque corresponde a vehículos impulsados por GNV (Gas Natural Vehicular), GLP (Gas Licuado del Petróleo), híbridos o eléctricos. Estos porcentajes tienen consecuencias en la calidad del aire. Así, los últimos datos disponibles, a fecha de 2011, revelan que el tráfico rodado de la ciudad de Madrid fue responsable del 56% de las emisiones de NOx, el 38% de las emisiones de CO, así como, el 65% de las emisiones de PM2,5 y el 41% de las emisiones de CO2.

4. ¿Cuánto contaminamos con nuestros vehículos y qué coste tiene?

España es el 5º país de los 28 de la UE en contaminación local y acústica. Un dudoso honor que además resulta extremadamente costoso. Solo en 2012 el coste de la congestión fue de 5.500 millones de euros.

5. ¿Qué actuaciones ha llevado a cabo el Ayuntamiento para mejorar la contaminación?

Durante la última legislatura elaboró un protocolo de medidas para episodios de alta contaminación por dióxido de nitrógeno, que entró en vigor el pasado 1 de marzo. Un protocolo de carácter preventivo que se aplicará en los casos en los que, aún sin llegar a alcanzarse los niveles de alerta, puedan registrarse niveles excepcionalmente elevados de este contaminante. En esos casos se prevé la adopción de medidas extraordinarias para evitar un incremento de los niveles y limitar la duración de estos episodios.

La ciudad se divide en 5 zonas y la del interior de la M-30 es en la que se registran los mayores niveles de concentración de óxidos de nitrógeno generados por el tráfico. Es en esa zona en la que se llevarán a cabo las principales actuaciones, fundamentalmente restricción de tráfico y reducción de velocidad.

6. ¿Qué planes a corto o medio plazo se contemplan?

El Ayuntamiento de Madrid ha desarrollado un Plan de Energía y Cambio Climático Horizonte 2020 que contempla, entre otras medidas, reducir un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con el transporte rodado, desarrollar una infraestructura de suministro de combustibles alternativos y recarga eléctrica para el transporte y reducir la huella de carbono de la flota municipal en un 50%.

7. ¿Hay ejemplos de actuaciones en otras ciudades?

El ejemplo del que se ha hablado en la última campaña electoral es el de París. La alcaldesa de la capital francesa, Anne Hidalgo, anunció a finales de 2014 un plan para reducir la contaminación que contempla prohibir la circulación de vehículos con combustible diésel a partir de 2020 y convertir el centro de la ciudad en una zona semipeatonal. En marzo de 2014, un pico de polución atmosférica obligó al consistorio a prohibir un día la circulación a vehículos con matrícula par, por primera vez en 17 años.

Tanto Esperanza Aguirre (PP) como Antonio Miguel Carmona (PSOE) prometieron durante la campaña electoral a la alcaldía de Madrid, la prohibición de la circulación de los vehículos diésel, siguiendo el ejemplo del modelo ideado para París.

8. ¿Qué consecuencias tiene el exceso de contaminación para la salud?

Inhalar aire contaminado provoca bronquitis, catarros y dificultades respiratorias. Los efectos del NOx se concentran en nuestro tracto respiratorio, el principal perjudicado por la mala calidad del aire en la ciudad. Una concentración media de 190 microgramos de NOx por metro cúbico de aire aumenta la frecuencia de infecciones en las vías respiratorias.

Y más malas noticias para los alérgicos al polen: el alergólogo Javier Subiza lleva años estudiando el impacto de la contaminación en las alergias de los habitantes de las ciudades y asegura que las partículas contaminantes del gasóleo hacen que el polen resulte 27 veces más alérgico.

9. ¿Cómo es el uso de gas natural para la automoción?

El sector del transporte supone el 1,9% del consumo de gas natural en la Comunidad de Madrid. En la región, el transporte supone más del 50% del consumo de energía final, aunque el 95,9% de la demanda es de derivados del petróleo. El suministro de gas natural comprimido para vehículos supone un ahorro garantizado de al menos un 30% respecto al gasóleo.

10. ¿Qué ventajas tiene este combustible?

Es el combustible de origen fósil que menor contaminación produce: por la ausencia total de partículas en los gases de la combustión y porque prácticamente no contiene azufre ni otras sustancias nocivas presentes en el resto.

Además, el Gas Natural Vehicular, a diferencia de otros combustibles, es 100% compatible con el biometano (biogás tratado de origen 100% renovable)

Pero más allá de ventajas medioambientales, las hay económicas. Con el GNV se consigue un ahorro de un 30% con respecto al gasóleo, un 50% con respecto a la gasolina y un 20% en comparación con el GLP.

Fuente: eleconomista.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn