El Ayuntamiento de Inca presentó ayer sus dos nuevas unidades de coche patrulla. La novedad es que funcionan con gas butano, lo que permitirá un ahorro a las arcas municipales del orden del 40% en el gasto de combustible.

Uno de estos vehículos funcionará en el turno de día y el otro se destinará a la Unidad Preventiva de Seguridad. La inversión que se ha hecho ha sido de 40.000 euros por vehículo en sistema de ´renting´ durante los próximos cuatro años.

Estos coches tienen un motor híbrido por lo que si se quedasen sin gas disponen de un depósito auxiliar con gasolina.
La incorporación de estos vehículos permitirá también ahorrar dinero puesto que hasta ahora el Ayuntamiento tenía alquilados tres vehículos con un coste mensual de 600 euros por vehículo.

El gerente de Gas Gregal, empresa que suministra el combustible a los autos, Pere Quetglas, informó que “, además, Repsol se ha hecho cargo de la primera carga de gas y ha entregado una tarjeta de descuento a la Policía”. Repsol dispone en estos momentos de 10 puntos en Baleares para repostar gas y estima que en 2015 se habrá conseguido que un 15% de vehículos a nivel nacional funcionen con motores híbridos de gas y gasolina.

Fuente: mallorca-autogas.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn