El número de coches en el mundo no para de crecer y en consecuencia la contaminación. Sin embargo, podemos reducir esta tendencia contaminante y nuestro gasto en combustible solamente poniendo en marcha cinco hábitos “verdes” en nuestra conducción.

El portal digital BussinessGreen nos propone cinco maneras de hacer nuestra conducción más eficiente y menos contaminante:

1. Reducir la velocidad
En una ciudad, las motos resultan mucho más eficientes que los coches, ya que los semáforos y las calles llenas incrementan las paradas y los acelerones, aumentando así el consumo de combustible. Para evitar esto, en lugar de mantener el pie en el acelerador y frenar en el último momento, una de las soluciones que nos proponen es quitar el pie del acelerador más pronto y así llegar a la parada sin tener que utilizar tanto los frenos.

2. Usar la marcha correcta
Utilizar la marcha adecuada en cada momento es la mejor solución para ahorrar en combustible. La marchas más largas consumen menos combustible, por ello es bueno no esperar hasta el último momento para cambiar de marcha.

3. Eliminar el desorden
Un automóvil cargado necesita más gasolina para funcionar, por eso debemos llevar sólo lo necesario y no tener cosas que no utilizamos en el maletero o en los asientos traseros, como libros, cajas…

4. Seguimiento de vehículos
Utilizar un GPS en nuestro coche puede ayudarnos a elegir los caminos más cortos y rápidos y ahorrar así en combustible.

5. No acelerar
Los acelerones no son buenos ni para la contaminación ni para el bolsillo del conductor, ya que generan un enorme gasto de combustible. Para ello es beneficioso conocer la velocidad a la que nuestro automóvil consume menos combustible y es más eficiente.

Fuente: compromisorse.com
Fuente (img): faconauto.com