La Consejería de Economía y Empleo desarrolla a través del Ente Regional de la Energía una política energética que se basa en tres puntos: el desarrollo sostenible traducido en calidad de vida, desarrollo económico y protección del medio ambiente; el autoabastecimiento como capacidad de reducir la dependencia energética, aprovechando al máximo los recursos energéticos regionales y por último en la eficiencia energética de todos los sectores de actividad.


El Sector del transporte es uno de los que más incidencia tienen en el consumo de energía. Por eso, el EREN tiene como objetivo favorecer la eficiencia energética generando para ello actuaciones específicas que promuevan un sistema de transporte innovador y sostenible desde un punto de vista económico, social, energético y medioambiental.

Para ello se ha presentado el proyecto RECARGAVYP, proyecto piloto para la implantación de 44 puntos de recarga, 34 en Valladolid y 10 en Palencia. Es un proyecto novedoso, extrapolable a otras localidades y que se realiza en colaboración con los Ayuntamientos de las 2 ciudades e Iberdrola, si bien ya se han superado el número de puntos de carga y en estos momentos se ha llegado a más de 90 entre ambas ciudades.

Ahorro energético en el transporte

El sector transporte es un gran consumidor de energía en la Comunidad, representando el 38% del consumo final de energía y causante del 25% aproximadamente de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Se prevé que su aplicación permita un ahorro acumulado de 277.000 tep, lo que representa una reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera de 890.000 toneladas.

Las actuaciones realizadas en el marco del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética para el sector transporte 2008-2012, han permitido un ahorro energético total de 5.192,6 tep/año, promoviendo una inversión de 20.390.694 euros que se ha dirigido a Planes de Movilidad Urbana en varias ciudades como León Palencia, Segovia, Ponferrada, Medina del Campo, Valladolid, Salamanca, El Espinar.

A partir de esos Planes de Movilidad se han implantado entre otras, medidas de coche compartido, y sistemas de préstamo gratuito de bicicletas, con ya más de 2.000 disponibles, sumando una inversión de 4.940.430 euros.

De la misma forma se han puesto en marcha oficinas de movilidad y planes de transporte y movilidad dentro del ámbito de las empresas y de la propia administración regional, con una inversión de 678.800 euros.

Se ha trabajado en la renovación del parque automovilístico por otros más eficientes y menos contaminantes (eléctricos, híbridos, GLP, gas natural), de forma que Castilla y León ha sido la primera región española en la gestión de ayudas a la adquisición de vehículos eléctricos e híbridos en el año 2002. Desde esa fecha se han subvencionado aproximadamente 230 vehículos, principalmente híbridos en convocatorias anuales. La inversión en estos años en la renovación del parque se estima en 13.759.551 euros.

Por último, se ha desarrollado formación de los ciudadanos y profesionales del transporte, en conducción eficiente de vehículos turismos e industriales, (hasta la fecha se han formado más de 10.000 alumnos en conducción eficiente de vehículos turismos y más de 3.000 profesionales en conducción de vehículos industriales). Esto ha supuesto una inversión de 1.011.913 euros.

Fuente: ambientum.com
Fuente (img): logonauta.com

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn