Barcelona dará un gran paso en la lucha contra la contaminación del aire y en favor de la salud desde el próximo 1 de enero de 2020. Será entonces cuando entre en vigor la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) de Rondas de Barcelona, que  ha sido presentada en la ciudad de Madrid por el vicepresidente de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Antoni Poveda.

Se trata de un área que prohibirá el acceso a los vehículos que más contaminan, es decir: aquellos que no disponen dela etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT) –porque son modelos de gasolina anteriores al año 2000 o diésel anteriores a 2005–. La ZBE Rondas de Barcelona incluye la Ciudad Condal (excepto la Zona Franca industrial y Vallvidrera, el Tibidabo y Les Planes), Sant Adrià de Besòs y L’Hospitalet de Llobregrat, y parte de Esplugues de Llobregat y Cornellà de Llobregat.

Esta Zona de Bajas Emisiones tendrá una extensión de 95 kilómetros cuadrados, lo que la convierte en una de las más grandes de Europa. En comparación con Madrid Central –el área de bajas emisiones de la capital– tiene un tamaño 20 veces superior.

De esta forma, en ese ámbito se restringirá la circulación a los coches más viejos los días laborables de lunes a viernes desde las 7.00 hasta las 20.00 horas. Aunque la medida arrancará el primer día de enero, habrá un periodo de adaptación de tres meses en el que no se multará a los conductores sino que se les enviará una carta informativa. Las sanciones se empezarán a hacer efectivas desde el 1 de abril de 2020. La cuantía mínima será de 100 euros.

La medida afectará el próximo año solo a los coches y las motocicletas debido a que las furgonetas, los camiones y los autobuses sin distintivo ambiental gozarán de una moratoria de un año para adaptarse a la normativa.

Se calcula que unos 115.000 vehículos se verán afectados por la prohibición cuando la implementada por completo en 2021. El próximo año el veto sacará de la circulación unos 50.000 vehículos. El objetivo de la iniciativa es reducir hasta un 15% las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2) y un 6% el dióxido de carbono (CO2). El Área Metropolitana de Barcelona es un organismo que nació en el año 2010 con competencias en materias de movilidad y transportes, entre otros, y que ha impulsado el ZBE con el consenso de todos los grupos políticos.

Fuente: 20minutos.es