El Ayuntamiento de Barcelona limitará la velocidad a 30 kilómetros por hora en todas las calles de la red secundaria de la ciudad, incluidas las que tienen más de un carril de circulación, a partir del próximo 1 de febrero.

La medida se suma a la que ya anunció la alcaldesa Ada Colau el pasado miércoles de cerrar al tráfico y hacer peatonales el primer domingo o sábado del mes diez vías principales de la ciudad, entre ellas la calle Aragón, la carretera de Sants, la Vía Laietana o la calle Gran de Gràcia.

El próximo sábado 1 de febrero ya se cerrarán al tráfico por la tarde las calles Gran de Gracia y Via Laietana, mientras que las calles Creu Coberta y Sants y Arizala se cerrarán el sábado día 7 por la tarde y la calle Aragón el domingo día 8 por la mañana.

El proyecto del Ayuntamiento es ir sumando hasta 10 vías troncales de la ciudad a estos cierres durante un día del fin de semana al mes para reducir el tráfico de vehículos y la contaminación, además de aprovechar para hacer actividades ciudadanas en estas calles siempre invadidas por coches.

Adicionalmente a este medida, según ha informado hoy el consistorio, el gobierno municipal quiere “hacer una ciudad 30” y fijar los 30km/h como velocidad límite general en la capital catalana.

La intención de la alcaldesa Ada Colau es que en los próximos dos años se sumen 212 kilómetros de calles a la velocidad 30 y este límite se imponga en el 75% de las calles de la ciudad.

Según datos de la Guardia Urbana, reducir la velocidad de 50 a 30 km/h disminuye exponencialmente la gravedad de las lesiones, mejora el campo de visión de los conductores y reduce considerablemente la distancia de frenado en caso de accidente.

La medida de reducir a 30 km/h la velocidad en la mayoría de las calles de la ciudad también responde a la intención del consistorio de reducir la contaminación atmosférica que sufre la ciudad.

La primera calle principal de la ciudad en la que se limitará la circulación a 30 km/h será Creu Coberta-Sants, considerada la calle comercial más larga de Europa y que une la plaza España de Barcelona con L’Hospitalet de Llobregat.

En una segunda fase, en 2021, el consistorio implantará el límite de 30 km/h también en otras calles principales de la ciudad.

Fuente: expansion.com