Aún no representan una parte importante del mercado, pero los vehículos movidos por energías alternativas están teniendo desde hace unos meses un crecimiento exponencial en sus ventas. las limitaciones a la circulación en algunas grandes ciudades y las exigencias de reducción de emisiones de gases a la atmósfera impuestas por la Unión Europea están favoreciendo la utilización de otros sistemas, entre los que destacan los GLP y los GNC, es decir, Gases Licuados de Petróleo y Gas Natural Comprimido.

Por el momento, las matriculaciones de automóviles movidos por energías alternativas ya representan algo más del 8% de las ventas totales, según datos del primer cuatrimestre. Y la tendencia es a subir, como vemos la tendencia de los últimos años. En el último mes de estadísticas, es de abril, se vendieron 9.188 vehículos de este tipo, frente a los 3.996 del mismo mes del año pasado y los sólo 734 de abril de hace dos años. Un crecimiento, como decimos exponencial y que podría ser aún mayor si las ayudas del Gobierno para vehículos limpios se incrementaran en la cuantía de los fondos y se abrieran a otras alternativas que no sean únicamente la electricidad que, por otra parte, contamina aguas arriba, es decir, en el momento de su generación.

Una política que favorecería además la necesaria renovación del parque automovilístico nacional, hoy con una media de antigüedad de 11,2 años. Porque según los datos de matriculaciones, la gran mayoría de los compradores de turismos movidos por GLP, más del 85%, son compradores particulares. Por otra parte, las transformaciones de vehículos de otros combustibles en utilización de GLP han tenido un crecimiento anual acumulativo del 150% en los dos últimos años y han superado las dos mil quinientas unidades en los cuatro primeros meses de este año. Varias marcas del sector tienen en su catálogo diferentes modelos que utilizan el GLP como combustible alternativo o complementario.

Entre ellas, el grupo Renault, domina el panorama en lo que va del año, con una cuota de mercado del 58% si sumamos la participación de la marca del rombo y de su filial Dacia. Opel tiene asimismo una posición potente, según se puede observar en el cuadro adjunto. Fiat es la tercera en este mercado que incrementa su importancia cada día.

Fuente: larazon.es