Repsol prevé abrir en la Comunitat Valenciana más de 40 puntos de suministro de AutoGas, también conocido como GLP de automoción, hasta 2015. Dicha red supondrá aproximadamente el diez por ciento del total de estaciones de servicio que la compañía líder en distribución de carburantes en España prevé tener en el plazo de dos años en el conjunto del mercado español.

Mucha más demanda

Este potente desarrollo de la red de estaciones de servicio de Repsol con suministro de AutoGas responde a una realidad incuestionable, como es que la demanda del GLP de automoción, considerado ya el combustible alternativo más utilizado del mundo, no deja de crecer en el mercado español. Las cifras de evolución del consumo de GLP en España que ofrece el Ministerio de Industria a través de la Corporación de Reservas Estratégicas, no dejan lugar a dudas sobre su creciente aceptación entre los conductores en nuestro país. Según estas fuentes oficiales, el consumo de GLP para automoción aumentó en los cinco primeros meses de 2013 más del 22 por cien respecto al mismo periodo del año pasado. Y en la misma fecha, el crecimiento en doce meses era del 27,8 por ciento, lo que marca una clara tendencia ascendente.

Cada vez más coches

Este comportamiento del mercado de AutoGas muestra la respuesta favorable a la apuesta de Repsol, que desde hace cinco años lidera la introducción de este combustible alternativo en el mercado español, con una estrategia de apertura de nuevos puntos de suministro de GLP para automoción en la que se prevé la apertura de unos 100 nuevos puntos al año hasta 2015.

La inversión prevista por Repsol para atender la introducción del AutoGas en su red de estaciones de servicio de la Comunitat asciende a 1,5 millones de euros. El objetivo es abrir puntos de suministro de este combustible alternativo a medida que la demanda aumente.

Un combustible popular

En todo el mundo son más de 21 millones de vehículos los que se mueven con AutoGas, y de ellos unos 9 millones están en Europa. En España el parque de automóviles con motores aptos para usar GLP supera ya los 17.000 vehículos, y en la Comunitat Valenciana se sitúa en torno a los 900 los vehículos que utilizan el GLP de automoción.

Además, las previsiones que se empiezan a manejar apuntan a un posible ‘boom’ de la demanda de estos vehículos en el mercado español. La Asociación Española de Operadores de GLP (AOGLP) ha hecho una estimación del mercado de AutoGas, en la que llega a situar el parque de estos automóviles para 2015 en unas 200.000 unidades.

La demanda creciente de GLP para automoción y una previsión del incremento del parque de vehículos se ven reforzadas por un marco de ayudas públicas que el Estado y distintas comunidades autónomas están proporcionando a este combustible alternativo, debido a sus ventajas medioambientales.

Más ecológico

Los vehículos AutoGas contribuyen de forma muy efectiva a la mejora de la calidad del aire urbano debido a sus reducidas emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) y de partículas, además de ayudar a reducir el efecto invernadero con sus mínimas emisiones de dióxido de carbono (CO2). Los motores propulsados por GLP de automoción también son muy eficientes, ya que permiten un ahorro medio de combustible de entre el 30 y el 40 por ciento respecto a los combustibles convencionales. Otro factor de incentivo de la demanda del AutoGas es que se trata de vehículos ‘bifuel’, ya que usan indistintamente el GLP y la gasolina, al estar equipados con dos depósitos para sendos combustibles, que pueden emplearse uno u otro sin alterar la marcha del automóvil, lo que proporciona mayor autonomía.

Cada vez más oferta

Los vehículos con motores ‘bifuel’ a GLP se pueden adquirir nuevos en concesionario, mediante la creciente oferta que la todas las grandes marcas de fabricantes están incorporando al mercado. Pero una opción muy interesante es la de la transformación de vehículos a gasolina ya en uso.

En el conjunto del Estado existen ya más de 250 talleres homologados para realizar esta adaptación, cuyo coste oscila entre los 1.600 y los 2.000 euros, y en la Comunitat Valenciana hay unos 60 talleres que ofrecen la posibilidad de hacer esta transformación; una opción por la que están apostando empresas con gestión de flotas de vehículos o colectivos profesionales muy intensivos en la utilización de automóviles para su actividad, como los taxistas, las ambulancias o las autoescuelas.

El Gobierno renovó el pasado mes de agosto sus programas de ayudas al uso de automóviles con vehículos más eficientes, entre los que figura el AutoGas, con ayudas tanto para los turismos -de hasta 2.000 euros-, como para los vehículos de uso comercial -de entre 1.000 y 2.000 euros-, a través de los planes PIVE 3 y PIMA Aire, respectivamente.

Fuente: lasprovincias.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn