El presidente de la Asociación Provincial de Estaciones de Servicio de Albacete, José Luis Carrión, subraya que, pese a lo que alguien pueda llegar a pensar, «a nosotros también nos perjudica que el combustible se encarezca». E indicaba que esto es así, entre otros aspectos, porque cuanto más elevado esté el precio del combustible, más se reducen las ventas de gasoleo o gasolina.

Además, tanto José Luis Carrión como el secretario de la Federación castellano-manchega de estaciones de servicio, Manuel del Prado, quisieron desterrar el pensamiento de que los propietarios de gasolineras se enriquecen con los precios de los carburantes y destacaron que «la mayoría de las estaciones de Castilla-La Mancha son comisionistas de una petrolera y no fijan los precios de la gasolina», por lo que el aumento de los mismos les repercute en negativo y les obliga «a vender más litros para ganar lo mismo o incluso menos», como apuntaba José Luis Carrión.

Del mismo modo, incidía en que el margen de beneficios de las estaciones de servicio es muy bajo, pues la mayoría de sus ingresos los tienen que destinar a pagar impuestos y a la petrolera. Unos impuestos que, por cierto, han visto cómo se han incrementado en los últimos tiempos.

Del Prado se refirió también a la «competencia bestial» con otros distribuidores de carburante que, según aseguró, actúan «en su mayoría» en la ilegalidad. El resultado, «el hundimiento del sector», como advirtieron.

Las estaciones de servicio de la provincia de Albacete acumulan un descenso del 20% en las ventas de combustible entre enero y octubre de 2012.

Fuente: laverdad.es
Fuente (img): europapress.es

Comparte nuestro contenido en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn