A cualquiera que tenga que utilizar su coche de manera asidua, ya sea por motivos laborales, de ocio o familiares, escuchar que el precio de la gasolina está en máximos en lo último que quiere oír. Sin embargo, esa es la realidad una semana después de la operación retorno, en la que ha habido más de cuatro millones de desplazamientos. Es normal, en esta situación, preguntarse por qué ocurre esto. Estas son 3 razones por las que el precio de la gasolina está en máximos.

Durante dicha semana la gasolina llegó a colocarse en 1,329 euros/litro, y el diésel también ha sufrido una subida sensible, llegando hasta 1,230 euros/litro. Esto ha hecho que, de media, cueste unos 7,5 euros más caro llenar el depósito de un coche de gasolina y hasta 9 en el caso de los que se alimentan de gasóleo.

Con dicho encarecimiento, es normal preguntarse qué es lo que está ocurriendo para que suban tanto los precios.

El barril

Las petroleras, ante posibles acusaciones de encarecer los precios para aumentar su margen de beneficio, señalan rápidamente al precio del barril de crudo, que desde el comienzo del verano inició una tendencia al alza. El barril de Brent ha llegado a estar en estos últimos días incluso por encima de los 79,5 dólares y parece haberse estabilizado en los 78. Por otro lado, el barril de Texas, conocido como WTI (West Texas Intermediate) ha llegado hasta los 71 dólares. Este incremento en el coste de la fuente hace que las distintas petroleras se vean obligadas a encarecer el combustible.

Época de alta demanda

Por mucho que suba el precio del barril, a nadie se le escapa que el del combustible también se eleva de manera considerable siempre que se acerca una fecha señalada en la que la demanda aumenta. No hay Semana Santa ni Operación Salida ni Operación Retorno en la que gasolina y gasóleo sean más caros que una semana normal del calendario. En esta ocasión ha sido la combinación de este elemento con la tendencia al alza explicada el punto previo lo que ha propiciado que el precio de la gasolina esté en máximos.

Trump

Quizá la presencia y acción de Trump en la Casa Blanca no haya influido directamente en la subida actual, pero su política exterior sí que ha influido en la tendencia de los últimos meses. Todo comenzó en el mes de mayo, cuando el Presidente de Estados Unidos tomó la decisión unilateral de romper el acuerdo de desarme y control nuclear con Irán. Esto implicó la vuelta de las sanciones económicas al país, lo que supone una mayor dificultad para que exporte su producción de petróleo, algo que no es moco de pavo ya que Irán es el tercer mayor exportador de todos los países que forman parte de la OPEP.

Fuente: autobild.es