Madrid reduce un 24% la concentración de dióxido de nitrógeno con su Plan de Calidad del Aire

Categories: Sin categoría - Tags: aire, Autogas, calidad, contaminación, GLP, GNC, Madrid

Mejorar la calidad del aire es mejorar la calidad de vida de los madrileños. Así lo ha entendido el Ayuntamiento de Madrid que, desde hace años, viene implementando medidas para la mejora de la calidad del aire en la ciudad. La puesta en marcha de la estrategia de calidad del Aire ( 2006-2010) y el Plan de Calidad del Aire de la Ciudad de Madrid 2011-2015, que ahora finaliza, han hecho posible que, desde 2006, las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) hayan bajado más de un 50%.

Concretamente  las medidas contenidas y puestas en marcha del Plan de Calidad del Aire 2011-2015 ha reducido la concentración media de los principales contaminantes, incluso del dióxido de nitrógeno (NO2) que se ha reducido en un  23,9%.  Si en 2011, la media de todas las estaciones de la red de medición de calidad de aire era de 46 microgramos, en 2014 ha sido de 35 microgramos. Además, las estaciones que no cumplen con el límite anual de 40 microgramos por metro cúbico de aire se han reducido en un 66%, de 15 en 2011 a 6 en 2014. También se ha reducido el número de estaciones que no cumplen con el límite horario (200 microgramos / metro cúbico más de 18 horas) pasando de 9 en 2011 a 5 en 2014.

Los demás contaminantes, asociados al tráfico rodado, también han visto reducida su concentración media. Así, las partículas en suspensión mayores de 10 micras (PM10) han disminuido un 14% y un 9% las partículas en suspensión inferiores a 2.5 micras (PM 2.5). Ello ha permitido que Madrid mantenga estos importantes contaminantes urbanos por debajo de los límites legales de la Unión Europea.

Distinto comportamiento ha tenido el Ozono (O3) que, si bien nunca ha superado el umbral de alerta, si ha arrojado repuntes relevantes del orden de un 8% en zonas alejadas del tráfico intenso y en periodos de alta intensidad lumínica incluso coincidiendo con reducciones significativas de emisiones de NOx .

BALANCE DE LAS MEDIDAS DEL PLAN DE CALIDAD DEL AIRE

El Plan de calidad del Aire, con vigencia  2011 a 2015,  contenía 70 medidas y se han iniciado 63, es decir, se ha cumplido al 90%. Se han invertido en estos años 146 millones de euros, el 90.6% de lo planificado.

De las 70 medidas contenidas en el Plan de Calidad del Aire, el 60% de ellas están destinadas a reducir los óxidos de nitrógeno emitidos por los vehículos privados, fundamentalmente, que utilizan el diésel como combustible.

Algunas de las acciones más destacadas ya puestan en marchan han sido:

– Promoción del transporte público y limpio. El peso de las emisiones de NOx de los autobuses de la EMT y de los taxis se ha reducido del 41,3% al 26,9% (datos del último informe de movilidad), fundamentalmente gracias a las políticas de renovación tecnológica de autobuses de EMT en los últimos años.  En estos momentos, el 100% de la flota de autobuses que circulan por la ZBE son limpios y más del 70% del total de la flota son de GNC, GLP, híbridos, eléctricos o catalizados, reduciendo significativamente su aportación de óxidos de nitrógeno a la atmósfera. En cuanto al sector del Taxi y gracias a las subvenciones ofrecidas por Ayuntamiento y Comunidad de Madrid la flota de taxis limpios es del 29%, en 2011 sólo era el 6%.

– Acceso a combustibles alternativos más limpios. Se  ha realizado un gran esfuerzo para poner a disposición de los madrileños de una amplia red  de suministro de combustibles alternativos, con el objetivo de ampliar  la oferta y facilitar el cambio de vehículos con combustible convencional al alternativo. En estos momentos, Madrid cuenta con una importante red de suministro de combustibles alternativos 6 (+ 6 en 2016) de GNC, 16 de GLP y 2 de Bioetanol).

– El impulso a la movilidad eléctrica. Se ha incrementado el número de  vehículos eléctricos e híbrido gracias a medidas integrales. A nivel fiscal, 750 vehículos han sido exentos del pago de la SER, y se les ha bonificado a un 75% de ellos en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM). Por otra parte, la flota municipal verde se ha ampliado: 158 vehículos eléctricos,  47 autobuses de la EMT híbridos y 27 eléctricos; 1560 bicicletas eléctricas. Para todos estos vehículos hay un total de 175 puntos de recarga eléctrica, cuando en 2011 había solo 139.

– Fomento de la Movilidad  Activa Alternativa: La apuesta por la bici pública ha sido una de las medidas más importantes que se han llevado a cabo. Desde el 2006 se ha triplicado tanto la oferta como la demanda ciclista. La transformación, por ejemplo, de la M-10 para dotarla de carril-bus y ciclocarril, o, los más  de 100 kilómetros de ciclo-carriles puestos en marcha, permite actualmente disfrutar de más de 449 kilómetros de vías ciclistas. Estas medidas han contribuido a que la demanda de la bicicleta se haya incrementado dentro de la M-30 un 16%. Además, el servicio de bicicleta pública Bicimad cuenta  con  más de 38.000 abonados y una media de  7.000 usos diarios. Bicimad  está cambiando el panorama de la ciudad y se está consolidando como un transporte alternativo al uso del vehículo privado para desplazamientos habituales por trabajo y estudios. En breve, Madrid contará con 165 estaciones y más de 2000 bicicletas.

– Implantación de un modelo más sostenible de ordenación del estacionamiento. El nuevo SER inteligente, ha situado a Madrid a la vanguardia mundial de la gestión del estacionamiento con criterios ambientales y de congestión. Madrid ha sido la primera ciudad del mundo que establece la tasa por estacionamiento en la ciudad en función de las emisiones y del nivel de ocupación, fomentando las tecnologías más limpias, desincentivando el uso del vehículo privado en zonas con alta ocupación y ofreciendo al usuario mejores prestaciones como el pago por móvil o el monedero electrónico.

También se ha puesto en funcionamiento Madrid Aparca Bus, un nuevo sistema de aparcamiento para autobuses discrecionales y turísticos.

 – Apuesta por el peatón y el residente.  Con la aprobación de la  nueva Área de Prioridad Residencial de Ópera, Madrid amplia y consolida  un concepto de ciudad donde los tres ejes de la sostenibilidad -social, económico y ambiental- se hacen más patentes. La nueva señalización de todas las APR existentes y la unificación de sus criterios de uso facilitarán su uso a los vecinos y mejorarán su calidad de vida.

Con la aplicación de todas estas medidas adoptadas en el marco del Plan de Calidad del Aire, Madrid no sólo ha registrado importantes avances en la mejora de la calidad del aire de la ciudad sino que está en mejores condiciones para poder seguir reduciendo las emisiones contaminantes de manera compatible con el necesario desarrollo socioeconómico.

Fuente: madridpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *