FAQS – Preguntas frecuentes

¿Qué es el autogas/GLP?

El GLP (Gas Licuado del Petróleo) o autogas es el carburante alternativo más utilizado a nivel mundial. Es una mezcla compuesta principalmente de propano y butano. Su uso en automoción data de 1960. Actualmente existen más de 25 millones de vehículos a autogas/GLP, de los cuales 13 millones circulan en países de la Unión Europea

¿Cualquier vehículo de gasolina se puede transformar a gas?

Todos los vehículos de inyección multipunto gasolina se pueden transformar a gas, excepto:

  • Vehículos de más de 8 cilindros
  • Vehículos anteriores a la normativa de emisiones Euro 3

En los casos de inyección directa, es necesario verificar el código de motor del vehículo para poder determinar la idoneidad y viabilidad de la transformación

¿Es segura la utilización de un vehículo con gas?

Sí. Existen informes como el del RACE donde incluso manifiestan que la seguridad ante ciertos impactos (traseros) es mayor que en los vehículos sin transformar.

¿Por qué he de transformar mi vehículo mono-fuel a bi-fuel?

  • Por su bajo coste. Actualmente el litro de autogas/GLP cuesta 0’60€/l (17-11-2016), aproximadamente la mitad que la gasolina (1,19 €/l)
  • Porque su utilización beneficia el medio ambiente frente a la utilización de combustibles más tradicionales (PM y NOx)
  • Porque es más respetuoso con el medio ambiente que otros carburantes ya que reduce las emisiones de CO2 y de GHG del vehículo.
  • Porque su utilización alarga la vida del motor al ser un compuesto con menor carbonilla.
  • Porque las previsiones a largo plazo hablan de un excedente de producto, por lo tanto el diferencial con respecto a los combustibles tradicionales deberá al menos mantenerse.
  • Porque no depende exclusivamente del refino, sino que más del 65% proviene directamente de la tierra como el gas natural.
  • Porque está considerado un carburante alternativo y por lo tanto con fiscalidad reducida (hasta 2023).
  • Porque cada vez son más los ayuntamientos que toman medidas en contra de los vehículos que consumen carburantes tradicionales y por lo tanto favorecen a los que utilizan carburantes alternativos como es el autogas/GLP o GNC (hora reducida o exenta, posibilidad de circular por centros históricos prohibidos para el resto, impuesto de circulación reducido, etc.)

¿Pueden aparcar los vehículos de gas en sub terraneos?

Antiguamente estaba prohibido en algunos países como Francia. Esto era debido a que los depósitos que se utilizaban no cumplían con las especificaciones necesarias.

En Europa, ya desde hace muchos años, se vienen utilizando depósitos que cumplen con la normativa ECE ONU R67 y con lo especificado para su instalación en la ECE-ONU 115R, por lo que su utilización está permitida en locales sub-terraneos.

¿Cómo puedo transformar mi vehículo bi-fuel a gas?

En cualquier taller autorizado por cualquier fabricante o representante de equipos de gas. Es importante resaltar la importancia de legalizar las transformaciones en la ITV  para cumplir con la legalidad vigente.

En la actualidad, no se puede transformar ningún vehículo sin matricular, dado que así lo exige el nuevo manual de reformas.

¿Si me quedo sin gas, puedo seguir funcionado a gasolina?

Los vehículos disponen de un conmutador en la consola que mediante su pulsación cambia de gasolina a gas indistintamente. Si el vehículo se quedara  sin gas en el depósito durante la marcha, automáticamente cambia a gasolina sin que el conductor note ningún cambio en la marcha del vehículo (más allá de una señal acústica emitida por el pulsador que avisa de la ausencia de gas en el depósito y del cambio a gasolina).

¿Se puede transformar un vehículo diesel a gas?

Existen muchas tecnologías diesel. En la actualidad hay dos formas en función de cómo inyectemos gas en el vehículo. Una de ellas es si lo hacemos en el colector de admisión y la otra es si la hacemos en la cabeza de cada cilindro. Las primeras son menos eficientes y no pueden aplicarse a  vehículos que circulen por carreteras públicas.

La segunda opción permite la instalación en vehículos comerciales diesel y camiones siempre que el sistema pase su correspondiente control de homologaciones.

En la actualidad GASMOCION, S.L. está trabajando con varios proveedores de los dos sistemas con el fin de ofrecer al mercado el producto que demanda.

¿Qué tipos de ayudas hay para la utilización de estos carburantes?

En la actualidad estas ayudas dependen de cada comunidad autónoma. Por otra parte, las compañías suministradoras del producto tienen acuerdos con entidades bancarias para financiar en cómodos plazos y en algunos casos facilitar aportaciones económicas por vehículo en función del consumo mínimo acordado.

¿Qué diferencias hay con respecto al suministro con los carburantes tradicionales?

Prácticamente ninguna. En ambos casos es aconsejable utilizar los guantes disponibles en la gasolinera. En el suministro de autogas/GLP y GNC se utilizan surtidores multiproducto o monoproducto con boquillas especiales. A diferencia del boquerel de gasolina, el de gas no hay que estar pulsándolo. El cuerpo del surtidor sirve para arrancar la bomba y suministrar el combustible.

¿Afecta negativamente al motor?

Al contrario, incrementa la vida del motor en general y de algunos de sus componentes. Prolonga la vida del aceite lubricante y de las bujías.

¿El equipo de autogas/GLP tiene garantía?

Sí, garantizamos las piezas y la mano de obra durante el periodo de dos años.

¿Qué autonomía me da el equipo de autogas/GLP?

Depende. Hay que tener en cuenta  tanto del consumo del vehículo en gasolina como la capacidad del depósito de autogas/GLP.  Por un lado, el consumo del vehículo a autogas/GLP es similar al consumo del vehículo en gasolina. Por otro lado,  hay disponibles varios tipos de depósitos, con una capacidad neta que va desde los 28 hasta los 100 litros.

¿Voy a perder espacio en el maletero?

Solo si decides poner un depósito cilíndrico. La opción más habitual es instalar un depósito tórico que ocupe el espacio de la rueda de repuesto de forma que la capacidad del maletero no se vea afectada.

¿Cuánto voy a ahorrar?

El ahorro estará en función de la utilización y consumo que haga del vehículo. Una aproximación bastante exacta es hacer los siguientes cálculos:

Incremento mi consumo medio del vehículo a los 100 km en un 10% para obtener el consumo del vehículos en su versión a autogas/GLP.

Calculo el importe mensual en cada caso, utilizando gasolina y utilizando autogas/GLP y hago una diferencia entre el más caro y el más barato y los divido entre 100 km, obteniéndose así el ahorro por km.

¿Son todos los equipos de gas iguales?

Evidentemente no. Aunque conceptualmente sí es así, técnicamente no. Las diferencias entre los diferentes componentes de los equipos y por lo tanto su precio y por ende su rendimiento vienen determinadas por:

  • La calidad del material empleado
  • La calidad del proceso de producción
  • La fiabilidad de sus componentes
  • La programación de la centralita
  • El rendimiento de cada uno de los componentes , en especial del evaporador/reductor y de los inyectores

Otro aspecto muy importante es la calidad del montaje, ya que un mal montaje implica un mal funcionamiento del producto y por lo tanto de su rendimiento.

En que se traduce:

  • Consumos más altos
  • Cambios de gasolina a gas y viceversa imperfectos
  • Mala combustión, desgaste anormal del motor
  • Fiabilidad de los componentes instalados

Al utilizar gas, ¿pierdo la rueda de repuesto del vehículo?

Los depósitos de gas van normalmente situados en el hueco de la rueda de repuesto. Son los depósitos llamados toroidales. Su ventaja principal es que no roban ningún espacio al maletero del vehículo.

Si el cliente no quiere perder la rueda de repuesto, puede solicitar que se le instale un depósito cilíndrico. El cual va situado al fondo del maletero. En este caso no se utiliza el hueco de la rueda de repuesto, pero pierde espacio.

 ¿Qué mantenimientos son necesarios realizar adicionalmente a un vehículo que solo utilice gas?

Es necesario realizar cada 30.000 km un cambio de filtro de fase gaseosa. Además, es necesario revisar los parámetros de programación del vehículo y verificar el estado de la instalación.

¿Es necesario notificar esta transformación a nuestro seguro?

Sí, deberíamos hacerlo si no tenemos un seguro que nos cubra los componentes e instalación de los mismos en el vehículo. En algunos casos, los seguros modifican las primas de seguros.