¿Cómo se defienden las gasolineras ante la competencia de las de bajo coste?

Categories: Sin categoría - Tags: Autogas, gasolineras, GLP, low-cost

Llenar la cesta de la compra a precios de supermercado o poder recoger un producto comprado por internet durante las 24 horas del día son solo algunos de los servicios que han incorporado las grandes petroleras en sus gasolineras como parte de su estrategia de sumar valor ante las de bajo coste.

Las dos grandes firmas de carburantes en España -Repsol y Cepsa- coinciden en querer convertir sus gasolineras en centros “todo en uno” que atraigan a más clientes motivados por sus servicios, que incluso pueden convertir el repostaje en un hecho “anecdótico”, según han señalado a Efe.

Cepsa ha dado el último de los grandes pasos en priorizar el papel de las tiendas al suscribir, recientemente, un acuerdo con la cadena de supermercados Carrefour para tener habilitados otros nuevos 85 pequeños establecimientos en sus gasolineras a finales de este año, que se sumaran a las 175 tiendas que ya tienen en funcionamiento.

“Ofrecemos productos a precios más competitivos que los de una tienda habitual de estación de servicio”, afirma la directora de Non-Oil y gestión directa de Cepsa, Belén Mateo, que cifra en 1.500 las referencias que se pueden encontrar en estas tiendas.

Por otra parte, Cepsa ya ha suscrito acuerdos con cadenas de comida rápida para abrir más restaurantes en sus estaciones y también ve “bastante probable” que en un futuro incorpore más talleres de mecánica rápida al único que ahora tiene con Carglass, repitiendo la experiencia francesa y alemana.

El sector ya no solo apela a la “mayor calidad” de sus carburantes para competir frente a las gasolineras de bajo coste, sino que ahora, además, pretende aprovechar al máximo el potencial de tener empleados en las estaciones.

Precisamente, contar con personal las 24 horas del día es la clave para la entrada en juego del otro gran protagonista de la revolución de las gasolineras: Correos, mediante CorreosPaq. Dentro de esta matriz de negocio de la empresa postal se incluyen máquinas instaladas en lugares públicos donde el destinatario de un paquete puede recogerlo durante las 24 horas del día.

Otra arma que usa, por ejemplo, Repsol son los puntos de AutoGas, que están repartidos por los diferentes lugares de la península; o con el sistema Solred para transportistas que, mediante la instalación de un dispositivo específico en el vehículo, permite repostar sin tener que utilizar la tarjeta para el pago, transmitiendo los datos de la operación electrónicamente a la estación y posteriormente a la factura.

Otro operador con presencia en España es el portugués Galp que explica: “Sabemos que es muy probable que se acentúe la polarización entre estaciones de servicio centradas en proporcionar servicios de valor añadido para el cliente y las estaciones low cost, por lo que debemos centrarnos en las tiendas de conveniencia”.

Fuente: eleconomista.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *