Aprendiendo a conducir con gas natural (GNC)

Categories: Sin categoría - Tags: Autoescuela Gala, gas natural comprimido, GNC

autoescuela-gala-gas-natural-comprimido-gnc-gasmocion

Es limpio, fácil de cargar y lo mejor de todo, que reduce las emisiones. El uso de gas natural en los vehículos de autoescuela supone, además, una “ventaja económica importante”, según ha confirmado Miguel Ángel Blánquez, director general de Autoescuela Gala. Aunque hace unos meses, cuando tomaron la decisión de apostar por este tipo de combustible alternativo, les generó cierto “vértigo”, Blánquez reconoce que fue una decisión más que acertada. Una apuesta que les ha llevado a convertirse en pioneros en el uso del gas natural tras más de 40 años dedicados a la conducción y con más de 40 sucursales en la Comunidad de Madrid.

Los modelos de vehículo propulsado por gas natural comprimido (GNC) corresponden a un Seat León. Su consumo medio ronda los 3’2 kg de gas cada 100 kilómetros, lo que equivale a unos cuatro euros. Si lo comparamos con el combustible diesel, el ahorro sería de unos dos euros teniendo en cuenta que el gasto es de seis euros cada 100 kilómetros. Cada coche de Autoescuelas Gala realiza una media de 50.000 kilómetros al año, por lo que el ahorro anual es de 1.000 euros y de 5.000 si valoramos la vida útil de un vehículo de este tipo, que ronda los cinco años.

Otra de las ventajas, además de la económica, del uso de gas natural vehicular en entornos urbanos es la reducción de emisiones contaminantes. Como combustible para el transporte, contribuye a mejorar la calidad del aire al reducir en más de un 85 por ciento las emisiones de óxidos de nitrógeno y de partículas en suspensión y hasta un 30 por ciento las emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero.

“Nuestros alumnos están encantados”, asegura Miguel Ángel Blánquez. La gran mayoría, gente joven entre los 17 y 25 años, busca esa “concienciación ecológica”. A lo largo del acto de presentación de estos vehículos,el director general de esta autoescuela tuvo palabras de agradecimiento hacia Gas Natural Fenosa, principal impulsor de este nuevo combustible más sostenible a Seat, por su ampliación del gas natural comprimido a otros vehículos y al Ayuntamiento de Madrid por su apuesta por un entorno más saludable.

En los últimos años, la preocupación ambiental ha llegado a las administraciones. Desde Gas Natural Fenosa quieren poner su granito de arena para conseguir mejorar la calidad del aire y la salud de los madrileños. La carga de este tipo de vehículos es “muy ágil y rápida y está automatizada. Es mejor que en una estación convencional, lo único es que hay que saber donde están esos puntos de carga”, explica José Ramón Freire, director de Soluciones de Movilidad de Gas Natural Fenosa.

En Madrid, el pasado año se hicieron más de 100.000 cargas, el 60 por ciento en vehículos pesados. A día de hoy, la infraestructura de estaciones de carga públicas disponibles en España es de 42 instalaciones. Un total de 25 de estas estaciones están gestionadas por Gas Natural Fenosa. En la Comunidad de Madrid ya hay 10 estaciones, ocho de ellas gestionadas por la compañía.

José Ramón Freire es consciente que la iniciativa de Autoescuela Gala abre una nueva era. Los autobuses urbanos llevan ya casi 20 años funcionando con gas natural, sin embargo, para la flota de vehículos de autoescuela todavía se trata de una iniciativa de reciente implantación. “Es muy importante que una empresa cuya principal herramienta de trabajo es el vehículo dé el salto al gas”, reconoce. Una apuesta que “muestra su carácter innovador que seguro abrirá las puertas a otros sectores que se apuntarán a esta tendencia”, añade.

“Queremos conseguir un estilo de vida menos dependiente de coches contaminantes para mejorar el aire de la ciudad”. Con esta idea explicó la directora general de Sostenibilidad y Control Ambiental del Ayuntamiento de Madrid su idea acerca de una ciudad saludable. Paz Valiente agradeció a Gala su apuesta por este sector y recordó el apoyo municipal hacia cualquier iniciativa que reduzca las emisiones contaminantes. “Tenemos una normativa europea que hay que cumplir para garantizar la salud pública, por ello estamos trabajando en un plan del aire”, apuntó. Mientras trabajan en este plan que, estará finalizado con toda probabilidad para el mes de diciembre, desde el Ayuntamiento, reiteró Valiente, ya han puesto en marcha algunas medidas como el nuevo protocolo para episodios de alta contaminación.

Fuente: madridiario.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *